Buscar
  • Weedestiny Madrid

Cómo hacer aceite de Marihuana

Básicamente, podemos decir que hay dos formas de hacer aceite de cannabis: La forma fácil y la forma más profesional con a que obtener aceite de cannabis puro. En este artículo vamos a explicar cómo preparar aceite de Cannabis de las dos formas.

Obviamente la pureza y calidad no es la misma, pues con la forma más profesional obtener un aceite 100% de cannabis, mientras que en la forma sencilla obtenemos “un aceite de oliva con cannabis”. Depende del uso que queramos darle, optaremos por una forma u otra.


Cómo hacer aceite de marihuana: Forma sencilla

La forma fácil de hacer aceite de Cannabis, por así decirlo, es la siguiente:

  1. Primero trituramos los cogollos, que queden bastante desmenuzados. Podemos ayudarnos de un grinder.

  2. Los metemos en un bote de cristal.

  3. Le agregamos aceite de oliva virgen extra hasta que queden bien cubiertos.

  4. Calentamos el bote a 100 grados centígrados durante dos horas al baño maría.

  5. Dejamos la mezcla reposar durante 3 días en un lugar oscuro, que no le dé la luz. Es importante moverlo habitualmente.

  6. Pasados los 3 días, lo colamos, y vertemos la mezcla en un tarro estérily lo guardamos en un lugar que esté protegido de la luz.

Hacer aceite de Cannabis: Forma Profesional


La forma profesional de hacer aceite de Cannabis puede resultar bastante peligrosa si no se hace adecuadamente ya que se necesita usar un gas altamente inflamable.

Además del riesgo que conlleva manipular ese gas durante la extracción, también debemos de extraerlo del aceite para que no queden restos, pues puede ser muy tóxico.

Para extraer el gas al aceite es importante calentarlo al baño María, con una placa calentadora o con una bomba de vacío que es la mejor alternativa. Este paso es fundamental y no debemos de saltarlo.

Para hacer aceite puro de Cannabis necesitaremos un instrumental adecuado:


Materiales necesarios


1. Restos de Cannabis o cogollos. Dependiendo de la materia prima que uses el aceite tendrá más o menos pureza y potencia. Si está muy verde el aceite ser-a más claro, si está más seco, saldrá más oscuro. 2. Tubo extractor de borosilicato. El precio de estos tubos suele rondar los 30 euros. 3. Gas especifico que esté libre de impurezas. Nunca usar un gas de mechero. 4. Filtros de Papel. 5. Guantes de tela (nunca de goma). 6. Bandeja de pirex (limpiada previamente con alcohol para que no tenga suciedad ni polvo). 7. Papel de horno o bandeja de silicona. 8. Cuchillas resistentes. 9. Alcohol de limpieza. 10. Olla de agua y vitrocerámica (nunca usar una cocina de gas).


Pasos a seguir


  1. Primero, llenamos nuestro tubo Roller Extractor de Cannabis, quedando este bien prensado, pero sin pasarnos, pues el gas debe de pasar por los huecos que queden libres.

  2. Una vez lleno nuestro tubo, lo metemos en el congelador junto con el bote de gas. Los dejamos 24 horas.

  3. Debes de colocarle al tubo un filtro de papel justo en zona donde va a salir el aceite. Esto hará que no caigan restos de hierba al aceite.

  4. Debes de irte a una zona exterior para vaciar la botella de gas en el tubo sobre la bandeja de pirex.

  5. Debes de agarrar bien el tubo con una mano y con la otra ve metiendo el gas por un extremo para que éste vaya saliendo por el otro junto con el aceite. Coloca el tubo lo más vertical que puedas.

  6. El aceite poco a poco se irá acumulando en la bandeja. Una vez que hayas vacado los botes de gas y veas que no sale más aceite, comprobará que el aceite no para de burbujear. Esto es porque está lleno de gas y debes de dejar que se elimine para que no quede atrapado en las partículas que forman la resina.

  7. Debes de tener en cuenta que para retirar todos los restos de gas debes y que quede bien limpio, tendrás que calentar el aceite usando una olla de agua y la vitro.

  8. Es importante escoger bien el tamaño de la olla. Debes ser mas pequeña que la bandeja, de forma que quede arriba de la olla. No hace falta mojar la bandeja que tiene el aceite al baño maría. Llenamos la mitad de la olla con agua y la dejamos calentar, a fuego lento 2 o al 1 incluso dependiendo de la vitro. Verás que el aceite que hay en la bandeja comienza de nuevo a burbujear, esto es porque queda gas en la mezcla y debemos de dejar que desaparezca. Debes de dejarlo así un buen rato, incluso usar la cuchilla para explotar las burbujas que se resiste.

Por último, tienes que dejarlo calentar hasta que no salga ninguna burbuja más.


Últimos pasos


  1. Una vez que hayamos comprobado que no salen más burbujas es horas de raspar la mezcla con las cuchillas. Deberás de usar varias cuchillas y hacer varas pasadas para poder obtener la mezcla. Cada vez que des una pasada, dejar la cuchilla con el aceite en un papel de horno anti-adherente o en una bandeja de silicona.

  2. Después, coge la bandeja de silicona o el papel de horno con las cuchillas y mételos en el congelador un par de minutos para que sea más fácil de manipular y que esté un poco más sólido.

  3. Intenta ir haciendo una bola con el aceite, para que después puedas guardarlo en un tarro de silicona.

Finalmente, si compruebas que está demasiado pegajoso, mételo en el congelador hasta que puedas hacerla bola sin desaprovechar nada.

Cómo tomar el aceite de Cannabis


Con nuestro aceite listo, puedes disolver 1g del mismo con 30ml de aceite de oliva y tomarlo de varias formas. O bien agregar unas gotas en la comida (1 sola gota de este aceite basta para notar sus efectos).

También puedes untarlo en un cigallo o porro para fumarlo o bien vaporizarlo con una pipa de agua con clavo de titanio. Para que tenga buen sabor deberás de purgarlo algo más.

Para fumarlo en pipa y que tenga buen sabor tendrás que tratarlo un poco más. Debes de aplastarlo  con el papel de horno y meterlo en una campana con una bomba de vacío. Transcurridos de 1 a 3 días, podrás observar cómo el aceite se hace más duro y manejable, con 0% restos de gas y perfecto para fumar en vaporizador.

37 vistas

© 2018 by WeeDestiny

  • Facebook Social Icon