Buscar
  • Weedestiny Madrid

Cultivo de variedades autoflorecientes

El cultivo de cannabis autoflorecientes puede ser muy atractivo y cautivador. Tanto los cultivadores más experimentados como aquellos que están empezando en el mundo de la marihuana, se quedarán gratamente asombrados por las diferentes variedades autoflorecientes, variedades que son modernas, súper potentes y ultra rápidas.

En este post te vamos a hablar de todo lo que es necesario saber para llevar a buen término un cultivo de marihuana con variedades autoflorecientes.

Las nuevas variedades autoflorecientes: Más rápidas y resistentes.


Cuando se hablar de las nuevas variedades autoflorecientes estamos haciendo alusión a las nuevas variedades híbridas de los últimos tiempos, creadas de hace unos 10 años hasta ahora. Es verdad que las primeras variedades producto del cruce con ruderalis no eran las plantas más vigorosas ni más productivas.

Pero en tan solo 10 años se ha avanzado bastante en este campo y la mayoría de las variedades autoflorecientes que podemos encontrar a día de hoy superan con creces las variedades de hace una década. No encontramos en una etapa en que podemos llamar a las autoflorecientes, “Las Súper Autos”, son variedades mucho más grandes, resistentes y rápidas, variedades con las que se puede obtener una excelente cosecha.


Ciclo de luces óptimo para autoflorecientes


Las variedades autoflorecientes pueden sobrevivir bien con solo 5 horas de luz al día, pero para alcanzar su máxima potencia y máximo rendimiento, van a necesitar más de 18 horas de luz diarias.

El ciclo ideal para el cultivo de autoflorecientes interior es de 20-4 constante, durante todas la etapas de la planta. Aunque los ciclos de 18-6, 20-2 y 24h sin parar también van bien, el ciclo perfecto es el 20-4, con este ciclo se obtienen los mejores resultados.


Como es el ciclo de vida de las variedades autoflorecientes


La diferencia más importante en el ciclo de vida entre las autoflorecientes y las fotodependientes es que para las autos la cuanta atrás comienza desde el momento que en la semilla germina. Después de su germinación casi todas las autoflorecientes actuales tiene un ciclo de vida de unas 8-12 semanas.

La marihuana autofloreciente no necesita el característico ciclo de luz 12-12 para entrar en el periodo de floración; las autoflorecientes seguirán con su ciclo de vida, sin que sea importante el ciclo de luz-oscuridad.


Rápido crecimiento vegetativo


Con las variedades autoflorecientes modernas es casi imposible poner el limite entre la fase de plántula y del crecimiento vegetativo. Es más, en tan solo 30 días van a entrar de forma repentina en la fase de floración.

En estas variedades se produce un crecimiento sano y vigoroso durante sus primeros días, lo que se convierte en un elemento fundamental para garantizar el cultivo.

En el transcurso de una semana una planta autofloreciente puede experimentar grandes cambios, en donde no habrá mucho tiempo para trasplantes, por lo que es recomendable sembrar directamente en las macetas definitivas.

Las macetas de plástico de 10l-20l, con un buen drenaje son ideales para este tipo de plantas. Las Air-Pot son todavía mejores.

Será necesario que hagas ajustes casi diarios en las lamparas de cultivo, de este modo evitarás que se queme la punta de las planta.

Los requisitos ambientales óptimos para las plantas autoflorecientes jóvenes están en una temperatura de entre 20 -25°C y una humedad relativa entre el 50 y el 70%.

En cuanto a las necesidades nutricionales las autoflorecientes necesitan menos alimentación que las fotodependientes, de forma que se pueden cultivar con éxito con nutrientes ecológicos.

Por norma general, las plantas autoflorecientes escogerían un medio de cultivo con buena aireación, con una fertilización media. La mezcla de tierra ligera y el sustrato de coco son una elección perfecta.

Las luces LED, MH, o luz fría CFL para la fase vegetativa son las luces más usadas por los cultivadores. Sin embargo, las lámparas HPS de doble espectro también funcionan muy bien y son más practicas de usar.


Acelerada Floración


En cuanto aparezcan los primeros pistilos en la flores, se puede dar por hecho que en 45-60 días las plantas van estar listas para su cosecha.

Habrá que sustituir los fertilizantes del periodo vegetativo, por los fertilizantes propios para la floración, con dosis de suplementos y potenciadores para esta fase.

Se recomienda una fertilización modesta y ligera. No habrá que cambiar el programa de luces que se va a mantener hasta el final. Debes asegurar que la temperatura no pasa de los 28 grados y que la humedad relativa queda en un rango de 40-60 %.

En esta fase las plantas de van a estirar a distintos niveles, por lo que hay que estar atento para que las luces queden a suficiente distancia de las partes altas de las plantas y no correr el riesgo de quemarlas.

No todas las autos se desarrollan con igual estructura, te puede encontrar con la Royal Gorilla Autofloreciente que va a necesitar mucho espacio tanto vertical como horizontalmente, con producciones de largos y brillantes cogollos o te puede encontrar con la Royal Critical Autofloreciente, que es una planta que crece más pequeña, con un espacio entre sus nudos corto y una proporción hoja/flor excelente.

Durante la última o últimas dos semanas de floración se debe hacer un buen lavado de raíces, con agua pura o con una solución de lavado ligera. Cuando casi todos los pistilos tengan el color naranja o rojo, es el momento de hacer este lavado.


Poda y entrenamiento de las autoflorecientes


Las nuevas autoflorecientes responden muy bien al entrenamiento de bajo estrés(LST) y siempre y cuando se haga una pronta poda, la poda apical y el FIM pueden aumentar de forma considerable las colas y por tanto la cosecha.

El sistema ScrOG se puede combinar con cualquier técnica para aumentar la producción, aunque el el cultivo de alto volumen , el método SOG, sea el estilo más utilizado.


Las autoflorecientes se pueden cultivar en exterior

Por supuesto que si, pues tan solo se necesita un clima soleado y cálido durante 2-3 meses. La Blue Cheese autofloreciente es una de las variedades más indicada para el cultivo en exterior den el norte de Europa.

En climas cálidos, las autoflorecientes pueden llegar a producir varias cosechas durante la temporada de primavera y otoño.


Potencia de la marihuana autofloreciente


Realmente te puedes quedar impresionado por la potencia que pueden llegar a alcanzar algunas variedades autoflorecientes, como la Royal Cookies autofloreciente e que alcanza un 18% de THC o la Royal Gorilla Autofloreciente que consigue un 20 % de THC.


Conclusión


Las variedades autoflorecientes son capaces de darnos tanto como las variedades fotodependientes, tan solo tienes que tratarlas con un poco de amor y ofrecerles unos pocos cuidados básicos. Quedarás satisfactoriamente fascinado de una marihuana deliciosa y potente que puedes cultivar en poco tiempo.

Las variedades autoflorecientes que podemos encontrar a día de hoy superan con creces las variedades de hace una década.
21 vistas

© 2018 by WeeDestiny

  • Facebook Social Icon