Buscar
  • Weedestiny Madrid

Extracciones de marihuana: técnicas

Los amantes de las resinas de marihuana emplean métodos diferentes de extracciones para obtener este preciado fruto. Su sabor y aromas son mucho más sutiles y dulces que los de la marihuana consumida de forma tradicional.

Las formas de consumir marihuana son muy diversas, desde la más tradicional y conocida como es fumarla, hasta consumirla como comida, medicina e, incluso, extraer la resina que la planta de marihuana produce y consumirla de diferentes maneras y para diferentes fines. Precisamente de este último modo de consumo queremos hablar hoy, más concretamente, de cómo realizar las extracciones de marihuana. Las técnicas más comunes para conseguirlo. ¡Comenzamos!


Fresh frozen: se trata de una extracción de resina sin disolvente. Gracias a ella se consigue un producto de muy alta calidad, que también es apto para el dab (técnica que consiste en vaporizar la resina de la marihuana).

Para poder llevar a cabo esta técnica es necesario que el producto del que vayamos a extraer la resina haya sido previamente congelado y usado directamente después de la cosecha, sin que este haya sido secado. Gracias a esta técnica se producen menos residuos vegetales y el producto que se consigue es mucho más puro y aromático, ya que conserva mejor los terpenos de la planta.


Para poder llevar a cabo este tipo de extracción, necesitaremos el siguiente material: hielo, agua, un cubo y bolsas o tamices para extraer la resina, así como una espátula, a ser posible, de silicona.

  1. Una vez tengamos todo el material mencionado y hayamos congelado previamente la marihuana, mezclaremos el agua, con los hielos y los cogollos de forma suave y manual de 3 a 10 minutos.

  2. Una vez pasado este proceso colocaremos el material del cubo sobre el tamiz y dejaremos que seque durante unos días, hasta que el color de su aspecto sea translúcido.

  3. Se debe dejar en un lugar seco. Pasados estos días, tendremos nuestro producto listo.


Rosin Hash: a pesar de ser una técnica relativamente nueva, lo cierto es que está adquiriendo muchos adeptos, gracias a los resultados que se obtienen gracias a la misma. De hecho, la gente que lo ha probado asegura que el producto que se obtiene es similar, en sabor, al aceite de BHO. La resina extraída goza de gran calidad y además, la técnica no resulta nada complicada y es poco costosa. En resumen, la resina se obtiene mediante el calor y la presión. Os lo explicamos.

Para llevar a cabo esta técnica de extracción vamos a necesitar: papel anti adherente (puede ser el horno perfectamente), una plancha para alisar el pelo y una cuchilla o aguja. Para proteger nuestras manos, deberemos usar unos guantes térmicos o un trapo de cocina que haga el mismo efecto.

Una vez tengamos todo el material, los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Envolver un trozo de cogollo en el papel anti-adherente.

  2. Precalentar las planchas. Una vez estén calientes introducimos el trozo de papel con el cogollo entre las dos puntas de la plancha y presionamos de 2 a 5 segundos. Aseguran los expertos que el momento propicio para retirar el papel de las planchas es cuando escuchamos un ligero crujido.

  3. Una vez extraído, encontraremos las gotas de resina que se han producido por el calor. Y repetimos la técnica con los cogollos que queramos.

  4. Una vez hayamos terminado con la extracción de resina de todos los cogollos, te recomendamos que metas el papel en el que estén todas las gotas de resina en el congelador, de manera que luego lo puedas extraer fácilmente y lo puedas emplear para lo que tú desees



10 vistas

© 2018 by WeeDestiny

  • Facebook Social Icon