Buscar
  • Weedestiny Madrid

La marihuana y el sexo ¿Te afecta o te ayuda?

En este articulo te ayudaremos a aclarar una pregunta que muchos de los consumidores se hacen. ¿ Me afecta la marihuana en mi vida sexual?.


No hay droga más erótica que el cannabis porque, aunque la cocaína es también muy utilizada con fines sexuales, la filosofía de ésta última entra más en el terreno del consumismo y la competitividad –durar más, tener más potencia–; mientras que la marihuana tiene la reputación de mejorar la calidad del sexo,no necesariamente de prolongarlo.


La marihuana tiene una reputación mixta cuando se trata de la salud sexual. Algunas personas afirman que es un afrodisíaco potente, mientras que otras informan que fumar marihuana antes de la relación sexual dificulta las habilidades sexuales.

El cannabis se ha utilizado con fines sexuales en casi todo el mundo. Prostitutas, esposas y concubinas echaban mano de esta hierba cuando tenían que ‘trabajar’ o mantener relaciones con sus esposos. Aunque no siempre voluntariamente, era una forma de volverse más sexualmente predispuestas para satisfacer a los hombres o maridos.


En un momento en que el deseo parece un bien escaso, algunas personas recurren a esta ayuda extra para volver a sentir o experimentar lo que ya se ha esfumado con años de relación, estrés o problemas personales.

Un estudio llevado a cabo en 2015 por la Oxford University Press reveló que fumar cannabis, más de una vez a la semana, reducía la producción de espermatozoides en un 28% respecto a los no fumadores o a los que lo hacían en una proporción menor. La marihuana hace el semen menos fértil, incluso si el consumidor no es el varón sino su pareja. Esta es la conclusión a la que llegó otro estudio de la University of Buffalo. Cuando una mujer consume esta hierba, el principio activo llega también a sus genitales y está presente en su vagina y útero. Incluso si el hombre no es consumidor, cuando el semen entra en el cuerpo femenino y se pone en contacto con el TCH, éste ejerce una cierta acción espermicida.


Por otro lado, el efecto desinhibidor y relajante de esta planta, si bien puede tener sus efectos positivos, puede también provocar conductas más permisivas y hacer que sus usuarios tengan menos en cuenta las consecuencias de ciertas prácticas de riesgo. La no utilización del preservativo es uno de los efectos de una excesiva euforia o confianza. El consentimiento es otro de los asuntos a tener en cuenta antes de embarcarse en una relación sexual, pero el consumo de drogas hace que la comunicación y los mensajes sean menos claros, rotundos y directos; lo que puede llevar a diversas y variadas interpretaciones, no siempre acertadas.

A diferencia de lo que muchos piensan, la mejor forma de consumir marihuana no es mediante un porro, al menos a la hora de practicar sexo. Si estás pensando en mejorar tus relaciones sexuales, la mejor opción son los lubricantes cannábicos. Dichos geles se untan en las zonas erógenas, principalmente en los órganos genitales, y pueden llegar a potenciar y prolongar el orgasmo femenino hasta los 15 minutos.

Como conclusión hay que destacar que el consumo de cannabis antes del sexo aumenta la libido, nos vuelve más sensibles y perceptivos, nos libera de complejos funcionando como inhibidor y, por tanto, puede aumentar el placer y prolongar las relaciones. No lo dudes y disfruta con tu pareja de unas buenas caladas o un buen gel. Por último, hay que mencionar que los geles de marihuana son ilegales en nuestro país y, por tanto, la mejor opción es realizar vuestro propio gel lubricante de cannabis.

12 vistas

© 2018 by WeeDestiny

  • Facebook Social Icon