Buscar
  • Weedestiny Madrid

THC y CBD ¿En qué se diferencian?

En el cannabis nos encontramos dos activos principales en su composición que producen efectos diferentes, pero que interactúan de modo conjunto, complementándose mutuamente.

THC y CBD son dos de los más de 85 cannabinoides activos que componen el cannabis, pero una de las principales diferencias entre ellos es que el THC es el compuesto psicoactivo de la marihuana y es el que coloca y en cambio el CBD no te va a colocar.

Cada uno de ellos produce un efecto diferente, y nos aporta efectos tanto en la sensación que produce la marihuana como a sus efectos medicinales.

Si conocemos ambos compuestos estaremos más preparados a la hora de elegir la variedad que vamos a cultivar, así como también para conocer lo que debemos buscar dependiendo del efecto que deseamos, recreativo o terapéutico.

A medida que el cannabis va progresando hacía su legalización, a paso lento, eso sí, también va en aumento el conocimiento sobre sus peculiaridades y matices que hay entre las diversas variedades de plantas.

Este conocimiento se va produciendo gracias al titánico esfuerzo de personas, asociaciones e instituciones que se suman para proporcionar información y mantener viva la cultura del cannabis incluso en los momentos en los que esta cultura ha estado más perseguida.

Por ello son cada vez más las personas que conocen los cannabinoides o han oído hablar de ellos y saben que son elementos que están presentes en las plantas de marihuana y que el THC (tetrahydrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol), son sus dos compuestos principales.

Diferencias entre THC y CBD

Antes de explicar las diferencias entre estos dos componentes de la marihuana, hay que decir que tienen algo en común, esta cualidad común es que ambos son cannabinoides y ambos actúan sobre el sistema endocannabinoide del cuerpo humano.

Este sistema endocannabinoide es un sistema de comunicación intercelular, que se activa de forma natural para crear homeostasis, pero que se puede estimular mediante fitocannabinoides, es decir, cannabinoides de naturaleza vegetal, como los que están presentes en las plantas de marihuana.

Estos causa efectos distintos a los que produce el cuerpo de forma natural. Los principales receptores del sistema endocannabinoide son el CB-1 y el CB-2, que están presentes en el sistema nervioso central y en el sistema inmunológico.


El THC es el compuesto psicoactivo del cannabis y está vinculado a los dos receptores que se encuentran en el cerebro de las personas. El CB-1 influye en el placer, el apetito, la memoria y la concentración. En cambio el CB-2 disminuye la sensación de dolor e influye en la homeostasis de algunas partes del cuerpo, como el riñón o el hígado.

Así pues, el THC es el elemento que causa las ganas de comer o de irte a dormir tras consumir marihuana. Aumenta el apetito e incrementa la sensación de placer al comer, además produce sueño. Por todo ello se usa en los tratamientos contra el insomnio y la perdida del apetito.

También el THC es el responsable de la pérdida de memoria a corto plazo, por ello es muy frecuente que cuando estás consumiendo marihuana recurras a la pregunta¿ pero que es lo que estaba diciendo yo?, en medio de una conversación.

Generalmente las variedades de marihuana con más contenido en THC son las más reclamadas para uso recreativo, así como también es el componente que está más prohibido y restringido en la legislación de todos los países.


El CBD, por otra parte, interactúa con receptores como el GPR55 o el 5-HT1A. No produce un efecto psicoactivo, aunque se complementa con el THC para producir el efecto del cannabis, de este modo contrarresta en diversos aspectos a los efectos del THC, por lo que su proporción es importante para establecer los efectos producidos por la marihuana.

Este cannabinoide disminuye la sensación de ansiedad que produce el THC y tiene propiedades anti psicóticas que moderan los efectos más elevados de un colocon.

Este compuesto del cannabis también está asociado con el desvelo y la energía, por lo que también se complementa con el THC, aunque si se está buscando un efecto relajante, la proporción de CBD debe ser baja.

En lo referido a la memoria, también disminuye el deterioro que causa el THC , así que si no quieres preguntarte donde están tus gafas de sol, cuando realmente las llevas puestas, lo mejor es que tu marihuana tenga un alto contenido en CBD.

El componente más buscado en las variedades para uso terapéutico es el CBD, puesto que éste tiene propiedades antiinflamatorias, que son muy superiores a las que contiene el THC y no produce efectos psicotrópicos. Es muy usado en afecciones como la artritis y el reumatismo.

Sus efectos anti convulsivos y reductores de los espasmos musculares, lo hacen muy efectivo contra la epilepsia. Sus propiedades ansiolíticas y antisicóticas, lo convierten en un compuesto bastante efectivo para el tratamiento de la esquizofrenia.

0 vistas

© 2018 by WeeDestiny

  • Facebook Social Icon